Cronica de una viaje al Silicon Valley – Dia 0

Escribo esta entrada a 30.000 pies de altura, en algún lugar que no logro ubicar entre Filadelfia y San Francisco, y cuando ya llevo unas 16 horas de viaje, de las cuales 9 las he pasado sentado en una silla claustrofobica de un avión. Comienzo a estar cansado de un viaje que parece interminable, todavia me quedan 6 horas más, pero al mismo tiempo estoy deseoso de comenzar mi aventura. Me dirijo a la zona de San Francisco, ciudad que ya he tenido la oportunidad de visitar en alguna que otra ocasión tanto por motivos profesionales como por vacaciones, pero en la que tengo una asignatura pendiente. Y no es otra que visitar la meca tecnologia por excelencia, conocer, vivir y sentir la zona del Silicon Valley.

A diferencia de otros viajes, en este no represento a ninguna compañia, es una viaje completamente personal. La excusa para venir es asistir a la conferencia de OpenStack, donde espero aprender, validar ideas, aportar y como no, conocer gente. Aunque este no es el único motivo para venir. Tengo también como objetivo conocer el ambiente que se respira en esta zona, ese ambiente que hace que sea tan especial. Conocer casos de emprendedores, tanto los que acaban de comenzar como los que ya tienen un negocio consolidado, conocer también a aquellos que han dado el salto des de España, conocer sus experiencias, sus secretos, sus consejos, … Me fascina que con tan solo enviarles un simple correo de presentación y explicandoles tus objetivos, te abran la puerta de su negocio, e incluso de su casa, ansiosos de explicarte su aventura.

Mañana es el único dia libre que tengo, y a pesar de que es domingo, tengo *grandes* planes. Primero una vuelta por las sedes de algunas empresas, a hacerme la tradicional foto de “geek“, como no podia ser de otra manera. Aprovecharé la tarde para comprar algun encargo que me han hecho (hay que aprovechar el cambio tan favorable de Euro-Dollar). Y finalmente a dormir a Palo Alto. Mañana os cuento como me ha ido. Por ahora voy a continuar en esta silla claustrofobica, ya queda menos para llegar.

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.